home_alt

Xavier P. Pérez “Gato Pérez”,
Buenos Aires 1950 – Caldes de Montbui 1990

Un hombre culto, irónico y con el don de la palabra, con infancia en Buenos Aires y adolescencia y madurez en Barcelona, con cuya familia, hizo el viaje de ida y vuelta. Un choque de color contra la orilla, eso es lo que fue su llegada a un país negro que emergía por los subterráneos que abría la música, y allá es adonde él, -que tenía sólidos conocimientos musicales-, acabó siendo juez y parte de la explosión de Barcelona, en plena transición política, lo que determinó los ítems a seguir en todo el país. Javier Patricio, era un músico que leía a los clásicos, un poeta que ponía música a sus composiciones, un hombre apasionado capaz de razonar como un filósofo y de ir armando teorías que acababa por poner en práctica, charlando durante toda la noche hasta que le pillaba, junto a sus amigos, el amanecer en muchas tabernas conocidas.

Fan de Bob Dylan y de los sonidos autóctonos, porque no entendía la música como una realidad apartada de la geografía, del devenir diario, si no como un modo de amplificar lo que ocurría en la calle, supo advertir, revitalizar y re-armar el género musical por antonomasia de la ciudad de Barcelona. Entonces fue cuando se hizo Gato. Antes había sido un músico en busca de técnica y experimentación a través del jazz o el rock más puro, pero cuando halló la rumba se hizo Gato, se transmutó en una bestia de lujo, en un poeta vestido de gánster, en padre con imagen de bohemio, en bohemio con intereses de letrado y en hombre socialmente comprometido, ilusionado y ¡tan escéptico! Orgulloso, tímido, ocurrente, leal con tintes de tragedia griega, Gato Pérez fue lo mejor que le ha pasado a la música de la Ciudad Condal en los setenta. Su sombra y su música se vienen alargando desde entonces. Cada nueva generación lo hace suyo. Es un clásico, una añoranza, un mundo poliédrico. Pardo y escurridizo, Javier Patricio Pérez, Gato, siempre acompañando y sorprendiendo. Y siempre en viaje de ida y vuelta.

Magda Bonet. Escriptora i periodista musical.
Abril 2016.